Menu

Familias afectadas por incendio reciben respuesta de autoridades locales

INAC y OCA trabajan en reubicación de los damnificados

Febrero de 2018. Cerca de 102 personas resultaron afectadas por el incendio que consumió tres casas de interés social en el Casco Antiguo de la Ciudad de Panamá, de las cuales dos edificaciones eran ocupadas por adultos mayores.

En cuanto se conoció del fuego en Casa Boyacá, Casa Francia, Casa Rosada técnicos de la Dirección Nacional del Patrimonio Histórico (DNPH), en conjunto con la cuadrilla de la Oficina del Casco Antiguo (OCA) y su director Daniel Isaza; además de jóvenes de la Escuela Taller Panamá y moradores de San Felipe se trasladaron al lugar para ayudar a las familias.

‪Irma Díaz, secretaria general del INAC, manifestó que se está trabajando en conjunto con la Secretaría de Metas de la Presidencia de la República, Despacho de la Primera Dama, Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MIVIOT), Ministerio de Salud (MINSA), Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), Sistema de Protección Interinstitucional (SPI),  el Municipio de Panamá y otras entidades para establecer un equipo de trabajo y una hoja de ruta con un plan de acción para brindar solución a los damnificados.

‪Adelantó que los adultos mayores afectados están recibiendo atención médica, evaluación social y se les proporcionará alimentación y un lugar confortable mientras sean reubicados en un “albergue digno” temporal, hasta lograr una solución habitacional permanente.

Ariana Lyma-Young, directora de la DNPH, aclaró que la Casa Boyacá y la Casa Francia consumidas en su totalidad, eran las únicas edificaciones de madera que quedaban dentro del Casco Antiguo de categoría uno (1), por lo que no se puede construir nada que no sea igual a lo que estaba en el sitio.  En tanto la Casa Rosada de categoría dos (2), igualmente debe ser restaurada por dentro y por fuera tal y como estaba.

Explicó que Patrimonio Histórico tiene todo el levantamiento de esas casas, los planos y la memoria histórico para volver a construir cuando así se decida.  Por el momento están a la espera de los informes de los Bomberos de Panamá y SINAPROC para evaluar tanto la afectación de las casas como del muro de valor histórico inigualable.

“El muro no puede ser tocado a menos que esté realmente afectado”, aseguró Lima-Young, aunque adelantó que luego de su recorrido junto a otras autoridades el muro a simple vista se veía bastante bien.

En Casa Boyacá había 27 apartamentos, en Casa Francia 4 y en Casa Rosada 8 y 2 locales comerciales. Las familias que ahí residían están fuera de peligro y según el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Panamá no hay heridos ni pérdidas humanas.

No comments

Deja un comentario

Ad

Publicidad