Menu

LA NEUTRALIDAD DE INTERNET ¿QUÉ ES? ¿DÓNDE ESTÁ? ¿CÓMO NOS IMPACTA?

Marzo 2018. – A finales del año pasado la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos – la FCC sus siglas en inglés – estaba lista para abolir la neutralidad del internet, lo cual significa que las compañías proveedoras de internet pueden cobrarles a las empresas con sitios en la red por enviar su contenido a los consumidores de forma más rápida.

“En otras palabrasseñala María Fernández Hernández, lead project manager & strategic partner de Darwin by Lionbridgetener un espacio en internet que llegue a la pantalla de los usuarios deseados tendría una versión “premium” que solo pagarían las compañías más grandes o en todo caso con el poder económico de hacerlo, generando así una competencia injusta para los pequeños emprendedores que incursionan en la web”. Dicho así, si volviéramos en el tiempo; sin neutralidad, probablemente el entonces pequeño Facebook que creció orgánicamente nunca podría reemplazar a MySpace.

Por supuesto que se trata de una orden federal que impacta a Estados Unidos. Ahora bien, ¿qué podemos esperar en el resto del mundo y la región?. María Fernanda Hernández, lo resume en cinco puntos principales:

1.El aleteo de la mariposa estadounidense hace eco en todos los rincones del globo. China ya lo hizo, y ahí es donde lleva este camino. La verdad es que para el resto de países desarrollados la neutralidad posiblemente siga siendo la norma, pero si pensamos en los países emergentes donde los gobiernos inclinan la balanza a favor de las mega corporaciones, la historia de desigualdad puede seguir perpetuándose.

2.Si es más caro en EE. UU., posiblemente sea más caro afuera. Básico, piense en su más querido sitio web, si este empieza a pagar a las empressas proveedoreas de internet en EE. UU. por llegar a su mercado, aumentando así sus costos operativos, ¿estarán dispuestos a absorber el golpe sin impactar a los usuarios disminuyendo así sus ganancias? La pregunta se contesta sola.

3.Empresas globales, VPNs y usuarios enrutados a sitios en EE. UU. Todos enfrentan el reto de la seguridad, las medidas de protección levantadas permiten a las compañías proveedoras de internet hacer “Deep inspections” – inspección profunda – llegando a recolectar desde tendencias de uso de datos hasta información personal.

4.“Simón dice”. Sobra decir que EE. UU. sigue siendo el modelo económico en varios ámbitos y varias de estas macro empresas de telecomunicaciones; como Verizon que incursionó en la batalla para desaparecer la neutralidad, tienen subsidiarias, aliadas y competencia en diferentes regiones que, como es esperable, harán lo posible por seguirles el paso.

5.Globalización en reversa. Si usted desarrolla su propio sistema de difusión, o en su defecto cualquier producto web que tiene una competencia directa con otro en EE. UU. Las empresas proveedoras de internet pueden decidir desacelerar su sitio, por lo tanto, ya no es un tema de que haya libertad de expresión y difusión sino de cuánta queda realmente.

La otra cara de la moneda:

“Por supuesto que cada país sigue en capacidad de legislar como su sistema político le permita. Controlando su mercado o su sistema de telecomunicaciones e internet aclara Hernández, de Darwin by Lionbridgesin embargo, teniendo en cuenta los puntos anteriores, el tema merece que se le preste atención desde ya”.

El movimiento de protección global liderado por “The Internet Association”, un grupo conformado por grandes monstruos de Silicon Valley como Facebook, Google y muchos otros, ya está buscando aliados internacionales, por lo que es una buena movida para los gobiernos democráticos de la región firmar su propio tratado local en pro de la neutralidad.

Finalmente, si la última apelación que ha sido presentada en la justicia estadounidense es denegada y se levanta definitivamente la neutralidad del internet aún queda enfrentarse al reto mayor: que el congreso de EE. UU. . que deberá legislar al respecto para asegurarse de que estas medidas no puedan ser cambiadas en el futuro, en cuyo caso, todos los negocios basados en ese país que no tengan una absoluta dependencia física real, si son inteligentes, se llevarán su negocio a otros países.

Para Latinoamérica y el Caribe que ésto ocurra podría “ser una trampa o una oportunidad”, ya que el reto principal de la región sigue siendo contar con una infraestructura robusta, que permita alojar a las posibles empresas que decidan trasladar sus negocios desde los Estados Unidos. Estar listos podría marcar la diferencia.

No comments

Deja un comentario

Ad

Publicidad